806 lecturas 200

 

Significado del diablo en el tarot, entrega total al deseo, la lujuria y el placer Respecto del significado de la carta del diablo en el tarot, es imprescindible formular una importante aclaración previa puesto que muchos han tratado de tildar de satánico al tarot en general, por la presencia de esta carta.

Nada más injusto y desacertado que esta consideración, puesto que no debemos olvidar que, cuando apareció el tarot hace aproximadamente 500 años, el clero era de los sectores de la sociedad que más acudían a esta sana práctica esotérica.

Y, aún en la actualidad, son recurrentes las noticias acerca de altos personajes de las jerarquías eclesiales que recurren a los expertos tarotistas. Y, ni qué decir de los políticos, los empresarios reconocidos a nivel mundial y toda serie de personalidades famosas y prestigiosas.

El Diablo, el Arcano Mayor más simbólico

Entrando, ahora sí, en materia digamos que la aparición de la carta del diablo en el tarot durante la tirada, puede representar la pérdida de un verdadero amor por la búsqueda de los placeres físicos del sexo en otra u otras personas.

Los deseos sexuales se han apoderado del consultante, sin posibilidad de resistirse, para conducirse por los senderos de la lujuria y el placer, sin atender para nada aspectos morales de ninguna índole.

Las consideraciones racionales no han sido tenidas en cuenta. Le “han cedido el turno” al deseo y a los placeres momentáneos de la práctica erótica con otras personas con las que no se tiene vínculo afectivo alguno.

La carta del diablo en el tarot, suele ser contundente e independiente de la aparición de las cartas adyacentes presentes en la tirada. El desprendimiento de las normas y los convencionalismos sociales tradicionales e inveterados, aparece sin ninguna consideración por el amor verdadero.

Cuando aparece la carta del Diablo en la tirada

Cuando la carta de El Diablo aparece en la tirada en su posición normal durante la sesión esotérica, puede ser el síntoma inequívoco de la presencia de enemigos (ocultos, incluso) que nos pueden hacer daño real.

Pero, existe una circunstancia más interesante y posiblemente más perjudicial aún: podemos ser nosotros mismos quienes, por los temores y los miedos infundados, estemos siendo nuestros propios enemigos (y peores, aún, que los “enemigos externos”).

La presencia en la tirada de la carta del diablo en el tarot puede denotar, además, la aparición de personas que ejercen una indebida, excesiva y abusiva autoridad contra nosotros. Se podría tratar de jefes maltratadores, de parejas abusadoras y cosas similares.

Otros ingredientes perjudiciales que pueden estar representados por esta carta son el alcoholismo, la drogadicción, la adicción desmedida al sexo y otra serie de “esclavitudes” más.

Un factor bien importante que se debe tener en cuenta ante la presencia de esta carta, consiste en la posibilidad de que el consultante (o una persona allegada a él) estén siendo víctimas de hechizos y conjuros marcadamente perjudiciales.

En lo atinente a los usos adivinatorios de esta carta, tenemos los siguientes: odio, pasión, instinto animal, vicios, lujuria, materialismo y, en general, cosas no muy gratificantes.

La carta del Diablo Invertida que significa

 

Cuando la posición de esta carta es invertida, suele representar cosas buenas. El abandono de lo “oscuro” para direccionarse por los caminos espirituales que nos hacen crecer como personas, suele ser el significado más recurrente.

En resumidas cuentas, la presencia del diablo en el tarot durante la sesión esotérica, presenta algunas dificultades de interpretación por cuanto representa dos escenarios extrapolados. De un lado, la “oscuridad” representada por los malos hábitos.

Y, de otra parte, el cambio hacia lo que es esencialmente bueno para la vida del ser humano.

 


Tiradas de Tarot Gratis

Síguenos en nuestras redes sociales