806 lecturas 200

 

Las posiciones de los cuerpos celestes y sus detalles, son enfocados por la astrología con el fin de deducir pronósticos sobre la vida del ser humano individualmente considerado y también en el ámbito de sus relaciones sociales, esto nos permite acceder al horoscopo diario gratis.

Pero, esta disciplina milenaria no sólo se ocupa del futuro, ya que igualmente ausculta aspectos como el carácter, el temperamento, la personalidad y hasta las características físicas del hombre.

Ahora, si vamos una tanto más allá, podremos decir que se ocupa, además, de analizar el destino de la civilización abarcada en su integridad, esto es, “como un todo”, al cabo que intenta desentrañar el destino mismo del planeta Tierra.

Desde que, hace unos pocos siglos atrás, la ciencia empezó a acuñar los conceptos de la Metodología de la investigación científica, se le consideró a esta ancestral disciplina como superchería o superstición y hasta se le vinculó con la brujería.

En atención a los anteriores fenómenos, se le descartó de entrada como una disciplina científica.

Consideramos que, no por ello, la astrología deba ser desestimada en cuanto a su eficacia. Demostrado está hasta la saciedad, que la ciencia no siempre tiene la última palabra, por lo que la eficiencia de la interpretación del zodíaco no debe ser desestimada por el sólo hecho de no trabajar con un método científico, la consulta del horoscopo diario gratis es algo habitual en el día de hoy.

Son innumerables los casos en la historia en los que las predicciones de astrólogos se vieron reflejadas en la realidad. Por supuesto que no nos dedicaremos en el presente post a hacer un repaso histórico, puesto que nuestra finalidad es otra.

Sólo hacemos referencia a ello, para demostrar que la astrología ha continuado su acertada marcha, independientemente del ingrediente científico. Para sólo situar dos casos, dos grandes pensadores de la fulgurante Antigua Grecia, Heráclito e Hipócrito, la practicaban. Ya en épocas más recientes, connotados personajes como Isaac Newton, Nicolás Copérnico, Johannes Kepler, William Shakespeare, entre muchos otros, fueron serios defensores de esta práctica milenaria, no sabemos si consultaban o no su horoscopo diario.

Y, como si lo anterior fuera poco, Santo Tomás de Aquino utilizólas prácticas astrológicas apoyadas por las más altas jerarquías del Vaticano. Los astrólogos occidentales de la actualidad trabajan con base en el postulado según el cual, el destino de los seres humanos es afectado por la posición de los astros en el momento y lugar de nacimiento de cada cual.

Es ese momento del nacimiento el que (dicho sea de paso, digamos que debe tenerse presente con la mayor exactitud posible) determina los elementos para la elaboración de una carta astral  para poder hacer la consulta del horoscopo diario gratis.

Y determina, también, el acogimiento de ciertos elementos para los estudios astrológicos que se le deban hacer a un individuo con base en el horóscopo. Es así como cada persona tiene un signo determinado, de acuerdo a la posición del sol respecto de una constelación zodiacal al momento de su nacimiento.

Es muy importante tener en cuenta que el concepto de “zodíaco” tiene un significado diferente en la astronomía respecto de la astrología.

En la primera, es una banda que circunda la esfera celeste comprendiendo a la eclíptica. Sus dimensiones, por decirlo de alguna manera, son lo suficientemente grandes como para tener dentro de sí al sol. Son 14 las constelaciones que ha establecido la astronomía. En la segunda, el zodíaco se basa en una división que se hace en doce partes de la banda celeste sobre la que trazan sus trayectorias todos (o mejor, casi todos) los cuerpos del sistema solar, esto es, el sol, la luna y los planetas, desplazándose un sector por cada mes de año. De esta forma se conforman los llamados horoscopo diario gratis.

Cada uno de los sectores representa a la constelación tradicional con su nombre igualmente tradicional. En ellas se basó la astrología occidental para crear los doce signos del zodiaco, en sentido contrario al de las agujas del reloj y que son: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpión, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

HOROSCOPO DIARIO GRATIS

En el ámbito de la práctica de las artes ancestrales esotéricas, encontramos que es de lo más usual ver que dos o, incluso, varias de ellas se armonicen para ponerlas a disposición del ser humano, individual o colectivamente considerado. La astrología y el tarotse pueden conjugar sin perder de vista las semejanzas pero, también, las diferencias que existen entre ambas disciplinas.

La profunda conexión que existe entre las imágenes y el individuo, permite que los elementos gráficos de las dos artes se puedan armonizar para desentrañar las particulares características de cada ser humano.

Es así como, quien conozca la simbología y los conceptos fundamentales de la astrología, puede interpretar el tarot y viceversa, esto es, quien conozca el tarot podrá interpretar situaciones astrológicas.

Ambas técnicas comparten herramientas comunes. Sin embargo, no existen fórmulas “mágicas” para armonizarlas. Serán la sapiencia y la intuición del experto las que se encargarán de optimizar los recursos de una y otra disciplina. El experto deberá tener en cuenta que los nombres de los planetas en la astrología, corresponden a arquetipos de la mitología greco-romana. Además, deberá considerar que las casas astrológicas representan las temáticas básicas de la vida del ser humano. En el tarot, por su parte, vemos que los Arcanos Mayores (que representan a personajes y costumbres del Renacimiento) se relacionan con los 12 signos del zodíaco, los 8 planetas, el sol y la luna. Respecto de los Arcanos Menores, vemos que se dividen en 4 series y se relacionan con los elementos aristotélicos empleados por la astrología. Es en este aparte de la exposición en el que se ven los claros puntos de contacto entre la astrología y el tarot.

Las dos disciplinas se complementan recíprocamente en la práctica esotérica. Es evidente que algunas de las cartas del tarot representan algunos símbolos astrológicos de manera directa. No obstante, las diferencias que existen entre la astrologíay el tarot, son las que realmente dimensionan una adecuada perspectiva de la lectura conjunta. Pareciera paradójico, pero son las diferencias mismas las que permiten auscultar en el interior y el entorno del individuocon mayor certeza, en la lectura conjunta.

Es necesario no perder de vista que la astrología considera a la Tierra y, de paso, al individuo como el centro del sistema simbólico, ya que todo gira a su alrededor incluido el Sol. Además, se basa en cánones temporales. En el tarot, en cambio, la lectura se lleva a cabo sobre 78 imágenes sin referencia temporal de ninguna índole.

Es por esto que, precisamente, el pasado, el presente y el futuro del consultante debe ser averiguado médiate preguntas y la tirada. Ahora, en la astrología los símbolos no emiten juicios de valor. Sólo plasman oportunidades y desafíos.

En el tarot sucede lo contrario, puesto que existen cartas buenas, cartas malas y cartas neutras. En este punto es necesario aclarar que la tirada no es sinónimo necesariamente de “fatalidad” (entiéndase en sentido positivo y negativo).

En otras palabras, el dinamismo del tarot le permite al individuo modificar situaciones indeseables con base en la interacción de la “trilogía” tarotista-tirada-consultante. En conclusión: laastrología y el tarot son dos disciplinas diferentes, pero se complementan proponiendo opciones para asimilar y llevar la vida desde otra perspectiva.

En el mundo occidental, predominantemente cristiano, es mucho lo que se ha discutido respecto de la conveniencia o no del uso de la cruz celta.

Ahora, pueden existir brujos (y de hecho los hay) que acudan al tarot. Pero, esto no quiere decir que el tarotista tenga que ser brujo.

Para ser brujo, es necesario nacer con ciertas aptitudes, al cabo que para ser tarorista basta con nacer con una buena capacidad intuitiva y, eso sí, estudiar juiciosamente esta hermosa disciplina.

◘ Si el tarotista cobra por echar las cartas del tarot, la tirada pierde eficacia. Bastante se ha discutido a través de los siglos respecto de si los servicios espirituales deben ser gratuitos o no. La discusión sobre éste tema permanecerá mientras exista la humanidad. Lo cierto del caso es que el arte de la lectura de tarot se trata de una profesión, de un lado, y es justa una remuneración por desplegar los conocimientos para beneficiar a las personas, de otro lado. Sostener lo contrario, equivaldría a tener que aceptar que los terapeutas de la salud mental (sean psicólogos, psiquiatras y demás) no deberían cobrar por sus servicios, en vista de que le ayudan al paciente en el ámbito de la salud de su mente.

◘ Lo que el cartomántico tarotista ve en la primera “tirada” es inmodificable, “se trata del destino que no se puede cambiar”, es lo que ocurrirá fatalmente. “Así serán las cosas y punto”. Este es uno de los mitos más ilógicos y contradictorios.

Si así fuera en realidad, el tarotismo habría desparecido desde sus mismos inicios puesto que, una entre un millón de personas acudiría al tarotista, ya que la naturaleza humana, temerosa por naturaleza en cuanto a las adversidades, evita sentencias negativas fatales e inmodificables.

El tarotismo es un arte orientador que, echando mano de la intuición del cartomántico, de una adecuada interpretación de la “tirada” y de una oportuna apertura mental del consultante, puede ilustrar a quien está consultando respecto de ciertas actitudes del presente que debe modificar en aras de un futuro limpio de indeseables situaciones fatales. El pasado será inmodificable, por supuesto, más ese pasado mismo les servirá al tarotista y a su “paciente” como un modelo a usar para una orientación más adecuada en función del futuro.

El tarot acarrea mala suerte. Si esto fuese cierto, el tarotismo hubiese desaparecido desde su mismo nacimiento. Además, no tendría la inmensa cantidad de adeptos con los que ha contado y cuenta en todo el mundo.

 

LECTURA DE CARTAS TAROT EN LÍNEA- AMOR con arcanos mayores, TOTALMENTE GRATIS

lectura de cartas gratis en línea

La práctica de tarot ha sido objeto, a través de los siglos, de innumerables teorías, especulaciones, versiones detractoras y hasta de estudios científicos.

Paradójicamente, la ciencia convencional, aun no aceptando explicaciones de ningún tipo respecto de la eficacia de este método de adivinación ancestral, la ha estudiado, así sea “a hurtadillas”, puesto que es claro que la comunidad científica no puede darle la espalda olímpicamente a una gran realidad: el tarotismo sí funciona.

En medio de tantos “ires y venires” que han rodeado el tema a través del tiempo, desde enfoques detractores de índole religiosa, hasta escépticas posturas científicas, es apenas normal que, durante casi cinco siglos, se hayan tejido mitos de toda clase al respecto.

Antes de entrar en el tema en sí de las “verdades y mentiras” sobre esta modalidad de la cartomancia, es necesario tener en cuenta que determinar con objetividad y pretensión de verdad absoluta, si algunos aspectos sobre el tarot son certeros o no, es prácticamente imposible.

Como alguien afirmó alguna vez “existen tantas versiones, como cantidad de tarotistas hay”. Veamos entonces, con una visión crítica y no aceptando de buenas a primeras, algunos mitos que se han tejido a través de los siglos sobre este enigmático, atractivo y llamativo método.

◘ Esta práctica es satánica y quienes la ejercen son aliados del demonio. Esto es absolutamente falso. Haciendo una referencia específica a las religiones judeo-cristianas, es claro históricamente que representantes de estas iglesias han acudido a los tarotistas recurrentemente a través de los siglos.

Esto ha sido así, no obstante la insistencia que, según algunos teólogos cristianos, hace la Biblia respecto de lo “pecaminoso” que es recurrir a prácticas adivinatorias. El tarotismo no es, en ningún momento, intrínsecamente malo. Ya será cuestión, en cada caso particular, si tarotista y consultante enfocan la “tirada” de una manera tergiversada.

◘ El tarotista es necesariamente un brujo y/o un clarividente y/o un medium. Respecto de este tópico, es necesario analizar algunas variables. En primer término, el auténtico tarotista tiene como su gran herramienta la intuición.

No necesita comunicarse con ningún tipo de “divinidades” ni “deidades” ni, mucho menos, con entidades de la oscuridad. Tampoco requiere de tener la capacidad de relacionarse interdimensionalmente con los espíritus de los seres queridos ya fallecidos del consultante.Esto es, no tiene que ser medium.

Cuando alguien está planeando cambiar el curso de su vida, es necesario que comprendan las características que tienen que puede motivar a las personas a hacer mejor su vida en adelante y puede que sea más fácil para ellos para interactuar con los demás en el mundo de una cierta manera. Para hacer un cambio positivo en su vida deben reconocer el camino que ellos han elegido y tomado y deben tratar conscientemente de decidir que van a hacer todos los posibles para crear cambios positivos.

La dirección de la vida que uno tiene puede ser difícil, pero cada uno de nosotros disponemos de tantas opciones disponibles para ayudarnos a aprender a vivir la vida de forma plena y productiva, que nos hace entender los descubrimientos y los compromisos de nuestra calidad de vida.

Hay muchas cosas como la asesoría psicológica para artes curativas como el masaje terapéutico de visualizaciones que nos ayudan a comprender nuestra vida y destino. Uno de esos que es el modo más útil es la lectura de tarot.

Hay muchas personas que no son conscientes de lo que pueden hacer las cartas del tarot. Una baraja de cartas del tarot contiene 78 cartas, que se dividen en Arcanos Mayores y los Arcanos menores. Hay 22 cartas que son los llamados Grandes arcanos que incluyen cartas como El Mago, la Estrella, el Emperador, en el carro, la Torre, la fuerza, y la muerte. Mientras que el resto de las tarjetas son una parte de los Arcanos menores, éstos se dividen en cuatro palos que incluyen las copas, pentaculos, espadas y Bastos. Los arcanos menores también tienen cartas numeradas que se han denominado Reyes y Reinas.

La lectura de Tarot nos ayuda a ver cual es el significado de cada una de las cartas teniendo en cuenta el contexto en el que se trata. La forma en que las cartas son diseminadas en la mesa se llama el tirada de tarot e incluye la cruz celta, la astrología y la Herradura. Cada carta del tarot tiene un cierto aspecto y una interpretación simbólica.

Las cartas del tarot también se corresponden con una determinada trayectoria, letra hebrea, y elemento del zodiaco y planeta. También se corresponde con los animales, las plantas y las divinidades. Dando un ejemplo aquí, hay una tarjeta en las Grandes arcanos que son los Amantes, esta tarjeta significa que uno se puede encontrar un alma gemela o está en una relación. Esta tarjeta también podría significar y puede interpretarse como el amor, la armonía, optimismo y confianza o incluso una oportunidad perdida para el amor.

Una carta del tarot puede tener muchas otras interpretaciones como en espera de una decisión acerca de una relación, o una romántica tentación o puede ser una elección de amor entre dos relaciones.

Hay muchas maneras en las que una carta del tarot se puede interpretar como se mencionó anteriormente, el amante de la tarjeta también corresponde a la letra hebrea Zain, con Géminis, a los dioses Janis y Castor, la urraca y las orquídeas.

Es un pensamiento general el pensar que una persona que lee cartas del tarot es un adivino, pero la lectura de tarot es más de adivinación, leer las cartas es más como un vistazo a la forma en que uno percibe e interactúa con el mundo interno y externo. Una lectura de tarot proporciona una información valiosa en la situación pasada o actual.

 

LECTURA DE CARTAS TAROT EN LÍNEA- AMOR con arcanos mayores, TOTALMENTE GRATIS

lectura de cartas gratis en línea

Tiradas de Tarot Gratis

Síguenos en nuestras redes sociales