806 lecturas 200

 

En el ámbito de la práctica de las artes ancestrales esotéricas, encontramos que es de lo más usual ver que dos o, incluso, varias de ellas se armonicen para ponerlas a disposición del ser humano, individual o colectivamente considerado. La astrología y el tarotse pueden conjugar sin perder de vista las semejanzas pero, también, las diferencias que existen entre ambas disciplinas.

La profunda conexión que existe entre las imágenes y el individuo, permite que los elementos gráficos de las dos artes se puedan armonizar para desentrañar las particulares características de cada ser humano.

Es así como, quien conozca la simbología y los conceptos fundamentales de la astrología, puede interpretar el tarot y viceversa, esto es, quien conozca el tarot podrá interpretar situaciones astrológicas.

Ambas técnicas comparten herramientas comunes. Sin embargo, no existen fórmulas “mágicas” para armonizarlas. Serán la sapiencia y la intuición del experto las que se encargarán de optimizar los recursos de una y otra disciplina. El experto deberá tener en cuenta que los nombres de los planetas en la astrología, corresponden a arquetipos de la mitología greco-romana. Además, deberá considerar que las casas astrológicas representan las temáticas básicas de la vida del ser humano. En el tarot, por su parte, vemos que los Arcanos Mayores (que representan a personajes y costumbres del Renacimiento) se relacionan con los 12 signos del zodíaco, los 8 planetas, el sol y la luna. Respecto de los Arcanos Menores, vemos que se dividen en 4 series y se relacionan con los elementos aristotélicos empleados por la astrología. Es en este aparte de la exposición en el que se ven los claros puntos de contacto entre la astrología y el tarot.

Las dos disciplinas se complementan recíprocamente en la práctica esotérica. Es evidente que algunas de las cartas del tarot representan algunos símbolos astrológicos de manera directa. No obstante, las diferencias que existen entre la astrologíay el tarot, son las que realmente dimensionan una adecuada perspectiva de la lectura conjunta. Pareciera paradójico, pero son las diferencias mismas las que permiten auscultar en el interior y el entorno del individuocon mayor certeza, en la lectura conjunta.

Es necesario no perder de vista que la astrología considera a la Tierra y, de paso, al individuo como el centro del sistema simbólico, ya que todo gira a su alrededor incluido el Sol. Además, se basa en cánones temporales. En el tarot, en cambio, la lectura se lleva a cabo sobre 78 imágenes sin referencia temporal de ninguna índole.

Es por esto que, precisamente, el pasado, el presente y el futuro del consultante debe ser averiguado médiate preguntas y la tirada. Ahora, en la astrología los símbolos no emiten juicios de valor. Sólo plasman oportunidades y desafíos.

En el tarot sucede lo contrario, puesto que existen cartas buenas, cartas malas y cartas neutras. En este punto es necesario aclarar que la tirada no es sinónimo necesariamente de “fatalidad” (entiéndase en sentido positivo y negativo).

En otras palabras, el dinamismo del tarot le permite al individuo modificar situaciones indeseables con base en la interacción de la “trilogía” tarotista-tirada-consultante. En conclusión: laastrología y el tarot son dos disciplinas diferentes, pero se complementan proponiendo opciones para asimilar y llevar la vida desde otra perspectiva.

Para resolver este interrogante plasmado en el título, bastaría con manifestar que la Astrología fue primero conocida en Asia que en Occidente. El zodíaco chino se perfeccionó muchísimo antes, cronológicamente hablando, que el que se utiliza predominantemente en occidente en la actualidad.

Un astrólogo de Europa y América que no sepa interpretar hoy en día en horóscopo chino, no podrá preciarse de ser un astrólogo completo e integral. De lo que hemos expuesto hasta acá, se deduce claramente que sí es confiable. Ahora, será el experto quien deberá determinar, para cada caso concreto, cual utiliza. Incluso, se pueden hacer interpretaciones bastante acertadas si se usan las dos armónicamente. Veamos entonces, de manera suscita, en qué consiste el zodíaco chino.

Según la tradición, cuando Buda vio que su muerte se avecinaba, quiso reunir a todos los animales de la tierra para dejar testimonio de su última voluntad, pero sólo acudieron doce animales. La rata fue quien primero atendió el llamado. Luego, llegaron el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro y el cerdo. Para premiarlos por esa demostración de fe religiosa, los convirtió en los Doce Signos del zodíaco chino. Cada animal gobernaría por un año. Quines nacieran en ese año respectivo serían personas influenciadas por ese animal.

Ahora, como es imposible que todas las personas que nacen durante un año tengan la misma personalidad y carácter, la astrología china considera que esas diferencias se deben a ciertos ingredientes fundamentales. Uno de ellos es El Ascendente, que se determina por la hora (ojalá exacta) del nacimiento. Cada animal reina durante dos horas a lo largo del día por lo que, quien esté reinando en la hora en que se nació, influirá en las características personales del nacido durante toda su vida. Otros factores que influyen son el Yin, el Yang y los Cinco Elementos que son la Tierra, el Fuego, el Metal, la Madera y el Agua.

El horóscopo chino está basado en los años lunares, influenciado por el Taoísmo que estructura sus principios fundamentales sobre el análisis que hace de los fenómenos naturales. Del análisis mismo, se deriva una clasificación de la cual se deducen, a su vez, teorías que se constituyen en leyes cósmicas inmutables. Tales leyes le son aplicables al hombre en cualquier circunstancia y el zodíaco chino las ha adoptado.

El Taoísmo considera al Universo como un “gran todo armónico”, de tal manera que el ser humano debe vivir en consonancia con esa armonía para conseguir el bienestar anímico y material. Ahora, la astrología china basa su cronología en un sistema sexagenario, esto es, que tiene en cuenta ciclos de 60 años, lo cuales se desplazan de manera circular de tal forma que, una vez arriban a su punto final, vuelven a empezar iniciando nuevos ciclos que nunca tienen fin.

Los antiguos chinos acuñaron los Cinco Elementos ya enunciados y cada uno de ellos es asignado a los 5 planetas, así:

El Agua a Mercurio, la Madera a Júpiter, la Tierra a Saturno, el Fuego a Marte, el Metal a Venus, los cuales influyen en la personalidad de la gente como lo hacen, también, el Yang ( Sol) y el Ying (Luna).

Los 5 elementos fueron adoptados por los filósofos chinos, en atención a la importancia que tiene cada uno de ellos en el cotidiano vivir. El Agua es un elemento esencial para la vida misma. La Tierra, para ser cultivada y darle sustento a todos los seres vivos. El Fuego, para procesar los alimentos y dar calor y luz. La Madera, para construir las viviendas. Y el Metal, para construir las herramientas de trabajo y las armas. Ahora, cada uno de los doce animales rige durante un año lunar. Los Cinco Elementos gobiernan durante 10 años. Cada elemento gobierna durante 2 años así: uno bajo el signo del Ying y el restante bajo el signo del Yang. El zodíaco chinoestá basado en la naturaleza y el Universo.

En el mundo occidental, predominantemente cristiano, es mucho lo que se ha discutido respecto de la conveniencia o no del uso de la cruz celta.

Tiradas de Tarot Gratis

Síguenos en nuestras redes sociales