tirada de cartas tarot telefónico

El péndulo es, sencilla y llanamente, un instrumento maravilloso. Pero, ¿para qué sirve el péndulo? La respuesta a este recurrente interrogante, sería: “depende de su utilización”.

Cómo utilizar el péndulo para que, efectivamente, sea contundente en sus respuestas.

para que sirve el pendulo

Un péndulo mal utilizado, no es más que una cuerda con un objeto determinado en el extremo. Pero, bien utilizado, es un estupendo instrumento de adivinación en el que, dicho sea de paso, no es imprescindible acudir a un psíquico.

para que sirve el pendulo

Veamos el por qué de esta última aseveración que, valga la aclaración, es la teoría más aceptada por los expertos. Ya aludíamos en otras publicaciones, que el don de la videncia es la clave para el éxito en el uso de este ancestral instrumento.

¿Para qué sirve el péndulo? Sirve como una especie de “terminal”, puesto que él se mueve según sea la “información” que le envíe el inconsciente clarividente.

Ahora, como la clarividencia (de la que todos disponemos, así sea sólo de manera inconsciente) puede desvelar todos los asuntos que no son captados por los sentidos físicos del ser humano, la consecuencia lógica es que el péndulo sirve para conocer, prácticamente, todo lo que deseemos.

El don de la clarividencia (así sea “dormida”, “oculta”, no desarrollada pero, eso sí, siempre presente en todos los seres humanos) permite conocer asuntos del pasado, del futuro, cosas que suceden en sitios remotos (en el espacio exterior, incluso) y, en fin, todo lo que no es detectable mediante los sentidos físicos y/o la razón.

Por lo anterior, muchos consideran (y están en lo cierto, en nuestro concepto) que el clarividente puede, literalmente hablando, viajar en el tiempo y, además, a las estrellas.

¿Para qué sirve el péndulo? Más consideraciones concretas

Sin temor a incurrir en inadecuadas exageraciones, este instrumento de uso ancestral sirve para conocer cualquier cosa, que no podamos detectar mediante la razón, ni los sentidos físicos-naturales.

Pero, eso sí, es preciso saberlo utilizar porque, de lo contrario, estaremos perdiendo el tiempo.

Así las cosas, no nos debemos dejar llevar por el deseo de determinada respuesta, dado que el cerebro o, si se quiere, la mente, nos jugarán una mala pasada, al conducir los dedos en determinada dirección, obteniéndose una respuesta “falseada”.

Además, nos debemos abstener de formularle preguntas vagas, ambiguas, abiertas, poco precisas, porque, al igual de lo que sucede, por ejemplo, con el tarot, no podrá responder.

Y si lo hace, esto es, si responde en dichas circunstancias, muy seguramente que no estaremos en frente de una respuesta que concuerde con la realidad.

En resumidas cuentas, el péndulo sirve para saber muchísimas cosas que podamos desconocer en determinado momento como, por ejemplo, si alguien no ama, si alguien nos está perjudicando a nuestras espaldas o si determinada persona retornará de un viaje, entre muchísimas otras cosas.

Sirve, además, para saber sobre asuntos relacionados con terceras personas como, por ejemplo, si tendrán hijos, si alguien está embarazada, si determinado matrimonio prevalecerá en los próximos cinco años (esta es una pregunta concreta) o si la empresa “X” prosperará en menos de dos años.

¿Para qué sirve el péndulo? Pues, aquí tenemos una cantidad, casi que infinita, de posibilidades: es posible conocer, prácticamente, cualquier cosa si es utilizado adecuadamente.