806 lecturas 200

 

Shaina de Ofiuco es una los protagonistas de la serie de ficción los Caballeros del Zodiaco, guerreros mitológicos y de componente manga, que luchaban por conseguir la Armadura de Pegaso.

A parte Shaina quiere ser Santa de Athenea, que implica por parte de la mujer romper con su parte femenina, por ello se la representa con una máscara que cubre su rostro, así oculta su identidad como mujer.

Parte de esta serie gira alrededor de la tensión existente entre Shaina de Oficuo y Seiya, una relación donde comienzan siendo enemigos pero que una jugada del destino hará que Shaina acabe enamorándose de Seiya.

El personaje de Shaina de Ofiuco es una mujer bella, atractiva, un auténtico icono de belleza femenina. La relación tormentosas con Seiya se debe a que un combate, esté consigue romperle la máscara a Shaina por lo que según la tradición, si un hombre ve el rostro de una candidata a Santa solo tiene dos opciones, bien enamorarse del hombre o matarlo.

Shaina de Ofiuco decide amarlo pasando a formar parte del grupo de Seiya, se podría decir que del odio se pasa al amor casi servil hacia Seiya.

La personalidad de Shaina de Ofiuco cambia al cambiar su relación con Seiya, pasa de ser una mujer con mucho carácter, incluso en algunos casos tremendamente vengativa, a ser una mujer con enormes sentimientos nobles.

Al principio de la serie, el odio de Shaina es muy grande ya que consigue vencer a uno de sus alumnos favoritos por el trofeo de quedarse la Armadura de Pegaso, posteriormente como ya hemos comentado al descubrir Seiya su rostro, acaba enamorándose de él, aflorando en ella unos sentimientos de sumisión y apacibilidad hacia Seiya y todo lo que tiene que ver con él. En este proceso su carácter se hace más afable y protector sobre todo con su amado.

Shaina está muy marcada por su origen, ya que desde niña tuvo que renunciar a su feminidad, lo que le hace tener un carácter duro y aspero, si bien en el fondo es una persona con unos sentimientos muy nobles, lo que algunos chicos denominarían como una mujer muy dulce. Por decirlo de alguna manera Seiya consigue domesticar a una auténtica loba para convertirla en un dulce caniche.

Supongo que en esta parte de la serie se denota el carácter machista de la sociedad japonesa, donde la mujer nunca puede mantener una posición de liderazgo, incluso en la temática manga.

El rol final de Shaina de Ofiuco es el de una mujer entregada a su amado, como decimos por aquí una auténtica mujer florero, eso sí de la cultura manga. En fin con lo que me gusta a mi, las mujeres gurreras e indomables.

La próxima versión propongo una heroína tipo Shaina pero que acabe dominado a todos los caballeros del zodiaco que le salga en el camino, como si de una dominatrix se tratará.



Tiradas de Tarot Gratis

Síguenos en nuestras redes sociales